Phura Vida somos  personas comprometidas con su crecimiento personal y espiritual. Formados en el sistema del Rebirthing – Renacimiento con los mejores profesionales de Europa y Estados Unidos, queremos compartir contigo aquello que nos ha hecho ser mejores personas y vivir de forma más equilibrada, simple y feliz. Rebirthing es para nosotros una manera de vivir, de contemplarnos a nosotros mismos, a nuestras relaciones, a la vida. Rebirthing nos ofrece el poder experimentarla con más intensidad y sentido, invitándonos a zambullirnos en ella con amor y valentía.


         

            



Manuel Sánchez Cuéllar.

Desde que tengo memoria, he sentido una gran curiosidad por conocer el sentido de la vida, el porqué del sufrimiento humano, sobretodo el sentido de mi propia existencia, y el porqué de mi propio sufrimiento.

Desde muy temprano encontré refugio y respuesta en la espiritualidad, especialmente en el cristianismo, que me daba el consuelo de sentirme amado por Dios, pero eso no solucionaba las causas profundas de mi sufrimiento. Tenía experiencias místicas, pero seguía sufriendo con el manejo de las cosas más humanas y cotidianas.

Aunque nunca me interesaron especialmente lo que se ha dado por llamar terapias alternativas, llegó un momento en mi vida que el volumen de sufrimiento era tal que me decidí por probar algo diferente. No dormía por las noches, mi mente no paraba de dar vueltas y vueltas a los sucesos del día, como un ratón buscando la salida de un laberinto que no la tiene. Me encontré con las personas adecuadas en el momento adecuado, y me inicié en Rebirthing.

Mi primera sesión de Rebirthing fue un shock. Primero porque me hablaban de cosas que me resultaban extrañísimas, como que el pensamiento es creativo y que Dios nos daba todo lo que pedíamos. Pensaba que mi renacedor estaba loco, ¿cómo era posible que Dios nos diese el sufrimiento, la muerte?, ¿cómo era posible que no me diera todos esos caprichos que deseaba y no tenía? ¿O sea, que el que no tenía, era porque no quería? Locura total. Un concepto demasiado poderoso y diferente como para que lo pudiese aceptar del todo en ese momento, aunque con el transcurso de los años se ha ido convirtiendo en uno de los pilares centrales de mi vida, en algo que realmente me da capacidad para comprenderme, para liberarme.

Pero lo que fue realmente una revolución total fue la experiencia con la respiración consciente conectada. Me había desconectado totalmente de mi cuerpo. Sobrepeso, fumador, bebedor, desconectado de mi sexualidad, de repente sentí todas y cada una de las células del cuerpo. Al principio no fue una experiencia agradable, ya que luchaba con la respiración, como intentando sacar todo lo malo que pensaba que había en mí. Así, sucedió que todo mi cuerpo entro en rigidez y tuve sensaciones de dolor. ¡Pero sentía! ¡Sentía mi cuerpo como nunca lo había sentido en mi vida! Salí entusiasmado y con ganas de repetir.

Rebirthing se convirtió el puente que conectaba mi mundo de Fe con mi mundo humano. Por fin podía aterrizar en la tierra. Rebirthing es conexión.

No es fácil el camino de la conciencia, sobre todo si partes de la inconsciencia total. Tuve que bucear profundo en los abismos de mi propia mente y confrontarme con todas las decisiones que fui tomando a lo largo de mi vida, decisiones que luego juzgué y rechacé, para aceptarlas y descubrir el profundo sentido que tenían. Así me fui liberando del sufrimiento, abrazando una nueva manera de entenderme y amarme. Ya no odio mi imperfección, a medida que avanzo en mi vida amo más y más aquello que me hace humano, que ya no entiendo como defectos, sino como aquello que define lo que escogí ser en esta vida.

¿Mi currículum profesional? Soy Renacedor profesional desde 1998. He participado en 5 formaciones profesionales de Rebirthing, como alumno, como ayudante, como profesor, y en muchos talleres de Rebirthing, tomándolos, apoyándolos, dándolos. Tengo consulta profesional desde el año 2000, y en ella he tenido la fortuna de recorrer este camino de conciencia de la mano de esos maestros que han sido mis clientes.

De joven, buscando aliviar mi sufrimiento quise aliviar el de los que me rodeaban. Así me hice trabajador social, acabé trabajando de educador social con adolescentes. Trabajo que me ha acompañado desde el 1996. Una y otra vez lo he rechazado, como rechacé tantas y tantas cosas que forman parte de mi vida y mi persona. Pero una y otra vez esta profesión ha vuelto a mí. Finalmente he descubierto que me encanta hacer de educador, igual que me encanta hacer de Renacedor. No puedo entender mi proceso personal sin ambas, de la manera en que la experiencia de una se ha apoyado en la otra para seguir interpelándome, para seguir sintiendo, dando luz a todo conflicto que pueda quedar en mi, para poder continuar optando por la paz una y otra vez,  hasta que esa sea mi única realidad.

El Rebirthing me trajo el poder conectar con una manera diferente de vivir la espiritualidad que la que siempre había tenido. He viajado varias veces a India a participar en el Navaratri, los 9 días de celebración de la madre divina que se celebran en los equinoccios. Me metí de lleno en sus ceremonias de purificación espiritual. Allí aprendí que lo espiritual pasa por lo físico,  que Dios no es algo lejano, sino que cualquier persona es un Dios viviente esperando ser reconocido.

Por último, la búsqueda de la comprensión me llevó al estudio y práctica de las lecciones de Un Curso de Milagros, que me acompaña a diario desde hace 4 años.

Y eso es todo. Si quieres practicar con estos instrumentos, estaré encantado de recibirte y compartirlos contigo.

Un saludo,

Manuel


Mahendri Ferré Miracle

Ya de pequeña  era una niña sensible, dulce, reflexiva  y buscadora,  sobre todo con la emociones, era profunda y cualquier situación emocional en casa me producía cambios de humor y sentimientos confusos, con el tiempo me fui dando cuenta de cómo me afectaba las situaciones tensas, todo eso me llevo a empezar a querer hacer el bien de una forma “inconsciente” que después en los años me ha ayudado mucho a mi, a mi familia, a mi hija, a los demás, pues pude ir investigando en las otras personas sus pensamientos, conductas, formas de vivir, de sentir y abrirme a la vida tanto personal como profesional, pues he estado cuarenta años como masajista, esteticista, etc. Que durante estos  años me dio la oportunidad de escuchar miles de historias, en diferentes lugares de este planeta,  lo que creó en mí la necesidad de apoyar más conscientemente a los demás. 

Mis ganas de crecer y de apoyar a los demás, me llevaron al mundo del Rebirthing, en1996, a través de un taller de autoestima, que me pareció la llave a mis problemas emocionales. Me enamoré totalmente de la técnica, durante años me fui recapacitando, reaprendiendo, deshaciendo patrones de conducta desfavorables, y cuando me sentí preparada y  mi corazón lo sintió decidí ser Renacedora y querer dar la mano a hombres y mujeres que quieran hacer un cambio  y re-descubrir su potencial como Ser Espiritual y coger la fuerza para andar con mas Amor, verdad, pasión, fe y simplicidad…

Soy Renacedora  y profesora de Rebirthing. El Rebirthing me  ha ayudado  y dado en mi vida Paz, perdón, agradecimiento, seguridad y confianza para ser yo misma tal y como soy, calidad de vida y facilidad.

Agradezco a todas y cada una de las personas que me han dado la mano para mi evolución personal y Espiritual. Especialmente a mi maestra y amiga Pilar Martínez Domingo.

Amor incondicional a mi Madre, Padre, hermanos a mi amada hija Thalia, compañeros de camino, colegas.

Mi capacidad de Amar es grande.